Tamaño del texto A+ A-

Ahorro Previsional Voluntario (APV)

Pensando en un mejor futuro

El Ahorro Previsional Voluntario, o APV, es una herramienta que te permite aumentar tu ahorro, de cara a contar con una mejor pensión. En este esquema, tú decides cuánto ahorrar y de qué forma hacerlo, pero te recomendamos que lo hagas tempranamente, para que ese ahorro genere un incremento sustancial en tu futura pensión.

Puedes abrir tu APV con nosotros, incluso si no estás afiliado a AFP Modelo. Si lo necesitas, también podrás retirar tus fondos cuando quieras, pero deberás pagar el impuesto asociado al retiro.

Además, puedes distribuir tu ahorro hasta en 2 fondos de inversión.

El costo o comisión por administración del fondo, corresponde al 0.50% anual sobre el saldo de este

Beneficios tributarios del APV

Dependiendo del régimen tributario que elijas, cuentas con diferentes beneficios:

  • Régimen tributario A: si eliges esta opción, el Estado te entregará una bonificación anual de un 15% del monto ahorrado, con un tope de 6 UTM; y sólo tributarás por la rentabilidad de dichos recursos, al momento del retiro de los fondos.
  • Régimen Tributario B: implica que los aportes que efectúes se descontarán de la base imponible para el cálculo del impuesto a la renta. De esta forma, según el tramo de renta en que te encuentres, los aportes de APV o APVC tienen una rebaja de impuesto entre un 4% y hasta un 40%. Como contrapartida, deberás pagar impuestos al momento del retiro.
  • ¿Cómo opera el beneficio tributario?

    Si el pago de las Cotizaciones Voluntarias y los depósitos de Ahorro Previsional Voluntario lo realiza el empleador, las cotizaciones se beneficiarán inmediatamente con la exención tributaria, hasta un monto de 50 UF mensuales, ya que se deberá rebajar de la base imponible del impuesto único de segunda categoría.

    Si eres un trabajador independiente, el monto máximo a deducir de la base imponible estará determinado por el monto que resulte de multiplicar 8,33 UF por el monto total pagado en cotizaciones obligatorias en el año correspondiente, sujeto a un tope máximo de exención anual de 600 UF. Al igual que el caso anterior, esta exención la podrás hacer efectiva reliquidando el impuesto, a través de tu declaración anual de impuesto a la renta.

    Si el pago lo haces personalmente, el monto exento es de hasta 600 UF al año, lo que se hará efectivo al reliquidar el impuesto único de segunda categoría, en tu declaración anual de impuesto a la renta, respecto de las Cotizaciones Voluntarias enteradas en el año calendario anterior.

    Bonificación estatal

    Cuando realizas cotizaciones voluntarias y/o depósitos de APV, y optas por no utilizar el beneficio tributario indicado anteriormente, es decir, realizas tus aportes después de la determinación del impuesto a la renta, recibirás una bonificación anual del Estado, equivalente al 15% del monto ahorrado el año anterior, con un tope de 6 Unidades Tributarias Mensuales (UTM), donde la renta imponible también es un factor a considerar.

    Al realizar estos aportes, debes tener en cuenta que la bonificación se entregará a los ahorros efectuados durante el respectivo año calendario, que no superen en su conjunto el monto equivalente a 10 veces las cotizaciones obligatorias anuales realizadas, dentro de ese mismo año.

    En caso de realizar retiro por aportes que han recibido bonificación estatal, la AFP o institución autorizada, deberá devolver este valor a la Tesorería General de la República.

    AFP-WEB01